037

Ahora entienden que las distancias sólo pueden ser medidas en baldosas. Una evolución matemática lógica; una nueva ciencia urbanita. Aprovechan la caprichosa arquitectura del pavimento de su ciudad para alargar y acortar distancias según les convenga. En algunos casos sólo es necesario cambiar de acera. Eligen un itinerario u otro según el humor con el que se levanten. Hoy les separan 120 baldosas, quizás mañana sean 42, quizás pasado mañana un número indefinido y variable.

No hay comentarios: