065

y que me dijo que me querría siempre, algo así como que me buscaría aún en las profundidades, por todos sitios, por mucha oscuridad que hubiera, me dijo que no debía tener miedo que me cogería de la mano y estaría ahí y me protegería y me ofrecería su calor y su cuerpo y su luz para alumbrar el camino de vuelta, pero las noches son largas y solitarias y tengo miedo y no puedo evitar tener miedo porque mi cama es pequeña y está alejada y no se oye nada sólo mi respiración muy bajito como si fuera a desaparecer de repente, como si en mi colchón fuera a abrirse un agujero por que el que yo voy a caer y entonces nunca podría encontrarme y la luz de la luna que entra por la venta y hace sombras de animales que no están ahí, de monstruos que a veces hacen ruidos y ya no escucho mi respiración y sólo me pregunto dónde estás y por qué no me encuentras si me lo prometistes y dijistes que me querrías siempre y yo entonces fui feliz y me sentí seguro, pero no viene y no está y sólo los monstruos que ahora se mueven y qué hago si sólo puedo quedarme quieto porque me duele mucho y no puedo ni doblar las piernas, pero que yo me escondo debajo de la manta y me digo paciencia, hay que tener paciencia, que me va a encontrar y me va a dar la mano y su calor y su cuerpo y su luz porque dijo que me querría siempre y los monstruos se irán y el dolor y la oscuridad y no hará falta que me esconda debajo de la manta porque me habrá encontrado y me podré esconder en su bolsillo y sentirme seguro y descansar, cuándo llega, cuándo llega, te estoy esperando, y a veces creo que le huelo y me gustaría alargar la mano para ver si está ahí pero los monstruos y el dolor que no me deja dormir porque si me duermo la noche pasa más rápido, como en un suspiro de los suyos, porque me dijo que me buscaría aún, pero los escalofríos y no puedo levantarme que duele y ya no hay más mantas y ya no puedo esconderme más ni respirar más bajito, porque dónde está si dijo que me querría siempre pero no llega y no llega y el dolor y el miedo y los monstruos y no puedo moverme ni un poquito porque si me oyen, que ya no encuentro espacios en blanco en los que refugiarme y esconderme más, sólo mi cama que es pequeña y que de repente un agujero por el que voy a caer y tu cuerpo y tu luz y dónde estás y no llegas y los monstruos se acercan y que me duele mucho y que está muy oscuro, pero shhhh, shhhh que viene alguien y yo no puedo respirar más bajito.

No hay comentarios: