126

Photobucket

DANNY
He tenido un flechazo con Danny porque tiene los labios más carnosos del mundo, y liarse con él es como masticar un puñado de Bubbalicious. Además, sus ojos son tan rasgados que siempre parece dormido o aburrido y en cierto modo hartos de cargar con esos labios tan gelatinosos. Si pudiese estrujar esos labios hasta hacer saltar todo el líquido de fresa, lo haría.


Mi enamorado sin esperanza favorito. Lee el resto en VICE!

No hay comentarios: