170


Photobucket

fuckin’ koreans. en serio. en cualquier momento mi cabeza explotará y 한국어 poniéndolo todo perdido. soy tan perezoso que no pienso limpiar nada. el hangul reseco repartido por las esquinas y un leve tarareo K-POP-style enrareciendo el ambiente. firefox —nunca safari; abro el youtube y ahí están las putas miniaturas llenas de fuckin’ koreans. abro el historial. obligado escalofrío. aparto al gato y me cubro con la gastada manta roja que ha cubierto decenas de cuerpos en sus pocos meses de existencia. no calienta una mierda pero me cubro con ella igualmente. click en la pestaña del historial. B.A.P, 2NE1, Shinee, Girls Generation, B1A4, Teen Top, GD&TOP, fancams imposibles con melodía de intro manga focus on CAP, T-ara, Co-ed School, Bigbang. me encojo de hombros. no puedo pensar en otra cosa. esto es grave. alta cultura, sí, señor.

he dejado el vodka y me he pasado al gin. por las noches bebo mucho gin. salgo de casa y el frío siberiano me patea la cara. en las discotecas no paro de buscar algún fuckin’ korean para llevármelo a casa. 안녕하세요, unos pasos K-POP y lo tengo en el bote. esto es grave, tío. esto es muy grave. fiebre amarilla, eso es. fiebre amarilla K-POP-style. escribo a golpe de conejo—sólo los iniciados me entenderéis. replay, replay, replay, replay. soñad con lady gaga todo lo que queráis, que yo me quedo con los fuckin’ koreans. voy a empezar a comerlo todo con palillos, a depurar mi técnica, a pasar de la mandanga de que sorber los fideos es de mala educación. 

(y luego estás tú, claro, y nuestro topgun interracial, pero esa es otra historia............................................................................creo). 

voy a casa de mis padres. mientras tomamos café y fumamos el cigarrillo potsgula, le pregunto a mi madre qué tipo de sangre soy. los fuckin’ koreans están obsesionados con el tema de la sangre. agua caliente recorriendo mis tuberías. hemos iniciado un trabajo de investigación. mi madre ha sacado viejas carpetas llenas de viejos papeles. he encontrado mi informe académico de sexto de primaria en  el que informan a mis padres de que mi aprendizaje es muy satisfactorio. perfecto. no es eso lo que quiero. mi madre me dice que esa información debería aparecer en mis analíticas. a lo largo de mi vida me he hecho cientos de analíticas. mi salud de octogenario obliga. las analíticas no aparecen. papeles y más papeles y ni rastro de información sobre mi tipo de sangre. quizá así es mejor. quizá así cuando el fuckin’ korean que me lleve a casa — 안녕하세요 y unos pasos K-POP— me pregunte por ese dato, me pueda hacer el mysterious-man. patético. esto me pasa por obsesionarme. obsesionarme se me da bastante bien y supone un proceso de lo más sencillo. lo complicado viene después, cuando no hay manera de deshacerme de la obsesión instalada en la punta de mi lengua.

lo que peor llevo son los diptongos, que no encuentro forma humana de aprendérmelos.

2 comentarios:

Alex Tolosa dijo...

Creo que soy tu fan, he pasado las ultimas tres horas de mi vida leyendo tu blog. Sentí la necesidad de agradecerte.

Espero que actualices pronto.
xxox

nacho simal dijo...

muchas, muchas gracias, de verdad :)