173

Photobucket


y entonces me hace la gran pregunta, que si me he obsesionado con su cuerpo y, claro, yo le tengo que responder que sí porque yo nunca digo mentiras. nos hemos pedido un mojito pero no un mojito cualquiera sino uno de esos que en vez de soda llevan cava pero que ahora no consigo recordar como se llama. y entonces él me pregunta si me he obsesionado con su cuerpo porque es asiático y, claro, yo le tengo que responder otra vez que sí por eso de que yo nunca digo mentiras. y entonces pienso que estaría bien acordarme del nombre de este mojito sin soda pero con cava y empiezo a hablarle de identidades culturales y trampas sociales y toda esa mandanga de la que tanto me gusta hablar. le explico todo lo que sé sobre Richard Fung y la suprasexualización del cuerpo asiático, sobre el pene de Brandon Lee deviniendo pornstar, sobre lo mucho que me pone Koh Masaki y la de pajas que me hago con sus videos, sobre lo súpersubversivas que son las mariquitas del kpop precisamente porque no son mariquitas, porque en corea nadie es mariquita. y entonces la chica que tenemos en la mesa de al lado me mira como si yo fuera un pervertido y pienso que lo que le hace falta a la chica que tenemos en la mesa de al lado es un buen mojito con cava en vez de soda. y entonces le digo que tiene la oportunidad de convertir su cuerpo en una estructura de resistencia, dinamita pura de primerísima calidad. y entonces él también me mira, pero con esa cara que no sé por qué me gusta tanto y me dice que hablando parezco un activista asiático en la lucha por sus derechos como maricón asiático. y entonces yo me río y le digo con mi maravilloso inglés de castelldefels: sure, that's because i'm not only cauc- but also -asian. y a mi esa me parece la broma del día, de la semana, del mes, pero ninguno de los allí presentes suelta risotada alguna. y entonces.

2 comentarios:

IVÁN F. MULA dijo...

Tu voz narrativa crea adicción. Que lo sepas.

nacho simal dijo...

oh, gracias :)

a ver si consigo más adictos, entonces :P