184


me gusta hablar de sexo. me gusta que la gente hable de sexo. me gusta que lo hagan sin tapujos, de manera clara y explícita. no me gusta la gente que cree que no se puede hablar de sexo en público porque el sexo es privado. el sexo nunca ha sido privado. el placer nunca ha sido privado. la carne y sus placeres deben ser de dominio público. hablar del sexo, recrearlo con palabras, es otra manera de representarlo, de poner cachonda a la gente, de apuntar una de las posibles maneras de construir el placer global. VICE toma nota y, como parte de su Guía del Sexo [que amarás u odiarás según el momento del día], lleva publicando una serie de entrevistas con gente que acaba de follar para que expliquen a cámara qué tal ha ido el polvo de turno. me pone ver a esas parejitas antes y después de follar, me pone ver el envoltorio roto de los preservativos, las camas deshechas, la expresión postorgasmo, la voz sin rostro de Gabi Sifre... pero sobre todo me pone que hablen, que expliquen quién ha empezado, en qué posición lo han hecho, durante cuánto tiempo, quién se ha corrido antes.

¿por qué escoger a dan y ryan de entre toda la oferta? Tres razones:

I.
me gusta que dan y ryan se hayan conocido por manhunt y que definan la red social como un facebook en el que hablas sobre cómo quieres que te follen en vez de mencionar tus libros favoritos. estas páginas para maricas son mucho más sinceras que la maquinaria interactiva hetero que maquilla la búsqueda de un polvo por un expendedor de citas pseudorománticas.

II.
me gusta su apología al rimming. los tíos heteros, por mucho que lo intenten, jamás entenderán nada de los maricas hasta que se dejen de chorradas y permitan a sus compañeras de cama jugar con su culo. y, sí, aplaudo la frase: 'notar el sabor de tu propio culo en la boca de otro es bastante intenso e íntimo'.

III.
me gusta que se hable de las ets con total normalidad. que dan sea vih+ y que se dedique al porno, porque eso significa que la gente seropositiva va a seguir follando por mucho que los demás quieran colgarle la señal luminosa 'peligroso' sobre sus cuerpos. me gusta que a ryan no le importe follarse a un vih+ y que diga que ha tenido giardasis dos veces sin atisbo de vergüenza. el nuevo sociópata es aquel que no habla de [su] sexo en la esfera pública.



en realidad, todo esto podría resumirse en que ryan y dan ponen de manifiesto que la educación sexual que recibimos tiene la misma calidad que la mierda de perro que acabas de pisar de camino a casa.

por eso me gusta tanto.

que sigan hablando.

No hay comentarios: